NOTICIAS ESCOLARES

¡Conozca más acerca de Lincoln y nuestra gran comunidad!

Estrellas emergentes: ¡Conozcan a la sensación del rock de Lincoln!
  • School News

Estrellas emergentes: ¡Conozcan a la sensación del rock de Lincoln!

 

Los Crying Condors formaron equipo el año pasado y, desde entonces, han brillado en escenarios por toda nuestra escuela, desde vibrantes asambleas hasta prestigiosos actos institucionales. Conozca la historia de este dinámico grupo de jóvenes músicos que no son solo intérpretes, sino apasionados comunicadores que canalizan su energía en el electrizante mundo del rock y el metal.


Crying Condors rock band

 

Tanto si hay un acto escolar, una asamblea o una jornada de puertas abiertas para que los visitantes conozcan el campus, los Crying Condors están allí. Pero, ¿quiénes son? La banda comenzó a mediados de 2023 cuando un nuevo estudiante llegó al colegio con un amor por la música y el trabajo en equipo. Mael, un estudiante de secundaria, acababa de empezar en Lincoln en el segundo semestre y ya echaba de menos tocar en una banda de rock como hacía en su anterior colegio. Con la esperanza de encontrar gente con la misma pasión por la música, tomó cartas en el asunto y empezó una actividad extraescolar con el apoyo de los profesores de música, la Sra. Wanamaker y el Sr. Ignacio.

Aunque la banda existía, no tuvo un nombre hasta principios de 2024, cuando más estudiantes se unieron al equipo: Mael, Nune, Tiziana, Max, Belen, Ignacio y Luna. Ahora, los Crying Condors tienen dos cantantes, un bajista, un guitarrista, un pianista y un batería. "Durante uno de los ensayos, empezamos a hacer una lluvia de ideas sobre un nombre para la banda. Cuando surgió Crying Condors, todos votamos a favor. Creo que la aliteración y el toque cínico nos convenció", dijo Mael durante una entrevista. Entrevistamos a tres miembros para conocer todos los detalles del ascenso de los Crying Condors y comprender cómo la banda ha influido en sus vidas.

La música me ha permitido crecer y ganar confianza". - Mael, líder de los Crying Condors

¿Por qué te uniste a la banda?

Nune: Me encanta tocar música y quería tener la oportunidad de ampliar mis conocimientos musicales. En casa, mi hermano Mael y yo tocamos música juntos. Él me animó a unirme a la banda. Ser parte no solo satisface mi pasión por la música, sino que también se ha convertido en una experiencia transformadora para mí. Me ayudó a aprender importantes habilidades para la vida, como la disciplina y la gestión del tiempo, que rápidamente me di cuenta de que eran esenciales para la música y para todos los aspectos de la vida. Gestionar los ensayos, las actuaciones y los estudios me enseñó el valor de priorizar y administrar mi tiempo de manera eficiente.

Crying Condors at Speak 2023

¿Qué papel desempeñó Lincoln en la exploración de su pasión musical?

Mael: Yo ya era un músico activo cuando llegué a Lincoln. Me anoté en la clase de banda como una clase optativa. Desde el principio, la Sra. Wanamaker me ha apoyado, animado y entusiasmado mucho, siempre asegurándose de que puedo tocar a mi nivel y aprender nuevas habilidades. Antes de la banda de rock de secundaria, ella me invitó a tocar en varias ocasiones, solo, con ella y el Sr. Ignacio, y con mi hermana. Otros profesores y administradores de Lincoln también me han apoyado mucho, dándome siempre comentarios positivos y permitiéndome actuar. Esto me ha ayudado a tener más confianza como intérprete, ya que antes de Lincoln me centraba más en tocar como hobby, yo solo.

Nune: Colaborar con mis compañeros de banda para crear música requiere altos niveles de cooperación y trabajo en equipo. Estas experiencias me enseñaron la importancia de escuchar a los demás, comprometerse y trabajar por un objetivo común.

Nos gusta sobre todo tocar metal y rock, pero nos aseguramos de que las canciones que interpretamos sean agradables de escuchar también para la gente con un gusto musical más "suave". - Mael, líder de la banda


La banda ya ha tocado en numerosos actos escolares. ¿Qué tal la experiencia?

Mael: Los ensayos son tan divertidos como la actuación en vivo, pero estar en el escenario y tocar para un público entusiasta y solidario es fantástico. Es un honor cada vez que nos piden que actuemos. Esperamos tener muchas más oportunidades de tocar para y con la comunidad Lincoln.

Estar en la banda es una oportunidad de crecimiento personal. Me enseña paciencia y sentido de responsabilidad fuera del aula. - Nune, miembro de la banda

¿Cuáles son sus planes para el futuro de la banda?

Mael: Estamos trabajando duro para añadir más canciones a nuestro repertorio, y espero que algún día añadamos algunas originales de Crying Condors. También espero que, en algún momento, podamos dar la bienvenida a un batería (a tiempo parcial). Si tocas a un nivel intermedio o superior, te gusta improvisar y sabes tocar tanto de oído como a partir de partituras, ¡no dudes en ponerte en contacto con nosotros!

Además, a principios de año, hablé con el Sr. Sheldrick del Life Centered Education Program (LCE) e invité a los estudiantes de LCE a unirse a nuestra banda cada pocas semanas para disfrutar de la música juntos. La Sra. Wanamaker apoyó la iniciativa y ya nos hemos reunido varias veces con los alumnos y el equipo del LCE. La música me ha permitido crecer y ganar confianza. Quería que los alumnos de LCE experimentaran lo mismo. Ha sido una experiencia fantástica. Tocamos juntos y ellos tienen la oportunidad de cantar, tocar percusión y bailar. Comparten con nosotros sus canciones favoritas.

Formar parte de la banda significa algo más que hacer música juntos. Se trata de desarrollar habilidades sociales y hacer amistades. - Nune, miembro de la banda

¿De qué manera la banda complementa tu desarrollo académico?

Mael: La banda me ha ayudado a mejorar mi liderazgo. Como líder de la banda, he aprendido a asumir mis responsabilidades, a gestionar mi tiempo, a ser mejor comunicador y a trabajar en estrecha colaboración con personas que tienen sus ideas y formas de aprender. La banda también me ha ayudado a considerar más conscientemente diferentes perspectivas a la hora de formular mis puntos de vista y a comprender la importancia de ser capaz de no insistir en mis maneras si el grupo se beneficiaría más de otras maneras.

Crying Condors hs rock band

Ignacio: La banda me ha ayudado con el trabajo en equipo, a conocer gente y simplemente a sentirme mejor. 

Nune: Estar en la banda me ayuda a crecer personalmente. Me enseña paciencia y sentido de la responsabilidad fuera del aula. Aprender a dominar un instrumento musical o perfeccionar una pieza musical también requiere dedicación y perseverancia. Estas cualidades agudizan mi mente y mejoran mi coordinación y concentración, habilidades que son útiles en la vida más allá de la música.

¿Cómo describirías a un artista Lincoln?

Mael: Un artista Lincoln es un jugador de equipo apasionado, de mente abierta, flexible, compasivo, empático, resistente y perseverante.

Ignacio: Los artistas de Lincoln son personas creativas que desean crear arte y ampliar sus conocimientos. 

Nune: Formar parte de la banda significa algo más que hacer música juntos. Se trata de desarrollar habilidades sociales y hacer amistades. La colaboración dentro de un grupo me permite desarrollar conexiones significativas con mis compañeros de banda y aprender de ellos. Estas amistades se extienden más allá de la sala de ensayos y el escenario, convirtiéndose también en parte de mi vida social. Los Crying Condors se han convertido en mis amigos y mi comunidad.

 

mas noticias