Board Letter

Sonia Ruseler, President, Board of Governors

Sonia_Ruseler2

As parents, we know the difference happiness makes to our kids. Happiness changes everything. The happier they are, the more they explore, discover, and share. The more they feel they belong, the more they radiate confidence. As the Board of Governors of Lincoln, we know how important it is for our school to be a welcoming community, where kids enter to learn and leave to serve.

As Board members, our responsibility is to ensure Asociación Escuelas Lincoln has the leadership, direction and resources it needs to be one of the finest schools in Latin America.

Lincoln’s mission is to offer an education to the highest US accreditation standards, focused on academic excellence and developing confident, ethical world citizens.

At Lincoln, academic excellence is not just what you learn. It is how you learn. Our teachers are also learners, challenging themselves with professional development as well as the thoughtful integration of the Argentine, US and IB curricula. Across the grades, the results of their dedication come to life in the classroom. Lincoln’s teachers have our respect and our thanks. What they do makes a difference to our kids’ lives, every day.

Values are integral to Lincoln’s culture. A school of 46 nationalities and multiple languages is by definition open to different cultures, accents, religions, and experiences. Lincoln kids know firsthand how it feels to be the ‘new kid’ and what a difference a friendly face makes. Service learning is integrated across all grades. The older High Schoolers take annual service trips across Argentina. Others volunteer weekly to teach closer to home, where the need is as high. Elementary kids join in book donation drives; Middle Schoolers help clean the river.  None of these activities is ‘academic’, but all are at the heart of educating confident, ethical world citizens.

While Lincoln is a non-profit, our responsibility as a Board is to ensure it has the resources to be sustainable. Our accounts are audited annually by KPMG. More stable inflation and exchange rates should help budgeting predictability. While overseeing sound financial management by the administration, we believe the quality of education should not be compromised. We anticipate student numbers will pick up as economic and political changes encourage investment.

The Master Facilities Plan was approved by the Board in 2017, to advance with a first phase of construction. First, upgrades to the swimming pool and the cafeteria, followed in 2018 by a brand new Elementary School, a playground and entrance plaza. These capital projects will be funded by Lincoln’s Capital Fund, and not by school fees.

On behalf of the entire Board, let me thank everyone, the entire Lincoln community—kids, parents, staff, administration and teachers—for everything you do to support Lincoln. Every day, you help make Lincoln a great school. Thank you.


Sonia Ruseler, Presidenta del Consejo Directivo

Como padres, sabemos la diferencia que la felicidad hace a nuestros hijos. La felicidad lo cambia todo. Cuanto más felices son, más exploran, descubren y comparten. Cuanto más sentido de pertenencia tienen, más confianza irradian. Como Consejo Directivo de Lincoln, sabemos lo importante que es para nuestra escuela ser una comunidad acogedora, donde los niños ingresan para aprender y salen listos para brindar un servicio.
Como miembros del Consejo Directivo, nuestra responsabilidad es garantizar que Asociación Escuelas Lincoln tenga el liderazgo, la dirección y los recursos que necesita para ser una de las mejores escuelas de Latinoamérica.
La misión de Lincoln es ofrecer una educación con los más altos estándares de acreditación de EE. UU., centrada en la excelencia académica y el desarrollo de ciudadanos del mundo seguros y éticos.
En Lincoln, la excelencia académica no es solo lo que aprendes. También es cómo lo aprendes. Nuestros profesores también aprenden, desafiándose a sí mismos con el desarrollo profesional y la meticulosa integración de la currícula de Argentina, EE. UU. y Bachillerato Internacional. En todos los grados, los resultados de su dedicación cobran vida en el aula. Los maestros de Lincoln tienen nuestro respeto y nuestro agradecimiento. Lo que ellos hacen marca una diferencia en la vida de nuestros hijos, todos los días.
Los valores son parte integral de la cultura de Lincoln. Una escuela de 46 nacionalidades y múltiples idiomas está abierta, por definición, a diferentes culturas, acentos, religiones y experiencias. Los niños de Lincoln saben de primera mano cómo se siente ser el ‘niño nuevo’ y la diferencia que hace una cara amistosa. El aprendizaje de servicio está integrado en todos los grados. Los estudiantes de secundaria más antiguos realizan viajes anuales de servicio por toda Argentina. Otros se ofrecen semanalmente como voluntarios para enseñar cerca de casa, donde la necesidad también es alta. Los niños de primaria se unen en las campañas de donación de libros; Los estudiantes de secundaria ayudan a limpiar el río. Ninguna de estas actividades es ‘académica’, pero todas están en el corazón de la educación de ciudadanos del mundo seguros y éticos.
Si bien Lincoln no tiene fines de lucro, nuestra responsabilidad como Consejo Directivo es garantizar que tenga los recursos para ser sostenible. Nuestras cuentas son auditadas anualmente por KPMG. La inflación más estable y el tipo de cambio deberían ayudar a predecir el presupuesto. Al mismo tiempo que supervisamos la gestión financiera sólida de la administración, sostenemos que la calidad de la educación no debe verse comprometida. Anticipamos que el número de estudiantes aumentará a medida que los cambios económicos y políticos alienten las inversiones.
El Plan Maestro de Instalaciones fue aprobado por la Junta en 2017, para avanzar con una primera fase de construcción. Primero, las mejoras a la piscina y la cafetería, seguidas en 2018 por una nueva escuela primaria, un parque infantil y una plaza de entrada. Estos proyectos de capital serán financiados por el Fondo de Capital de Lincoln, y no por los aranceles escolares.
En nombre de toda la Junta, permítanme agradecerles a todos, a toda la comunidad de Lincoln -niños, padres, personal, administración y maestros- por todo lo que hacen para apoyar a Lincoln. Todos los días, ayuda a que Lincoln sea una gran escuela. Gracias.